3 actitudes que te impiden lograr tu emprendimiento

Share Post:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

¿Por qué no puedo lograr mi emprendimiento?

Esta pregunta me la hice varias veces, tal parecía que todo el mundo estaba destinado a lograrlo menos yo.

Sin embargo en mi andar por el mundo de los campeones de marca y los emprendedores online, descubrí que no era la única (gracias al universo)

Somos muchos los que hemos pasado por ese camino, con esta pregunta ¿Por qué no puedo lograr mi emprendimiento? así que quiero compartirte las 3 actitudes que he logrado identificar que nos impiden concretar con éxito nuestro negocio.

  1. Victimismo: Sentirnos víctimas nos mantiene en una zona de confort, es lo que nos da permiso de no dar resultados. Y la excusa principal es «yo no soy como los demás» ellos si pueden

Lo que da como resultado la número 2

2. Comparación: cuando iniciamos nos comparamos con el referente más alto, Bill Gates, Steve Jobs, o con el vecino, amigo, o conocido que ya tiene su empresa. Lo que no tomamos en cuenta es que esa persona ya tiene muuucho tiempo intentándolo y aunque quizás haya comenzado después que yo, resulta que tiene muchísima experiencia en otras áreas que lo hacen avanzar 3 veces más rápido.

3. No soy capaz: Esta emoción es una de las más duras, porque es tan fuerte y tan inconsciente que de verdad no nos damos cuenta, se siente más en el cuerpo de lo que podemos identificarla.

Nos hace sentir que a pesar de tener experiencia, certificaciones, talento, nada de lo que hagamos va a funcionar.

Así que te voy a compartir 3 ejercicios cuando llegue esa emoción.

  • Respira durante 5 minutos como mínimo
  • Haz un plan con acciones cortas e inmediatas que puedes ejecutar para recuperar esa emoción de «lo estoy logrando»
  • Dale la razón a tu mente cuando te dice que no puedes: Si después de meditar, ejercitarte, respirar, platicar, distraerte, hacer otro curso, te sigues sintiendo igual. Dale la razón a tu mente, funciona inmediatamente.

Cuando le das la razón ya no tiene contra que pelear más y como arte de magia se detiene. Acto seguido pregúntate ¿Voy a dejar de hacer mi negocio, por lo que dice mi mente?

Si tu respuesta es «no» entonces simplemente continúa, pelear con un pensamiento puede ser tan desgastante que perjudica tus avances.

Así que colega Champion, puedes lograr todo lo que te propongas identificando estas 3 actitudes y seguir caminando

Muchos éxitos

Te invito a que entres a mi canal de Youtube para escuchar el video completo donde te comparto más sobre estas 3 actitudes.

Tu Coach y colega

Ale

Stay Connected

More Updates